¿Qué cerebro predomina en ti?
Marca las 3 actividades que más te importen.

Sexo

Sexo

Cine

Cine

Sudokus

Sudokus

Comer

Comer

Baloncesto

Baloncesto

Bicicleta

Bicicleta

Planificar vacaciones

Planificar vacaciones

Jugar con la mascota

Jugar con la mascota

Fútbol

Fútbol

Dibujar

Dibujar

Concierto

Concierto

Excursión

Excursión

El amor

El amor

Chatear

Chatear

Scape room

Scape room

Cena de amigos

Cena de amigos

Pasear

Pasear

Dormir

Dormir

Tomar el sol

Tomar el sol

Imaginar

Imaginar

Encuentro familiar

Encuentro familiar

Crucigramas

Crucigramas

Leer

Leer

Lego

Lego

Tienes un cerebro 100 % reptiliano. Te dominan las pulsiones más básicas: ¡eres de acción-reacción! 😜

Según el neurocientífico Paul D. MacLean, tenemos 3 cerebros en 1 relacionados con la evolución biológica del cerebro y las especies. El cerebro reptiliano es el más primitivo y el encargado de regular las necesidades más básicas, como el equilibrio para moverse, la temperatura, la respiración, el hambre, el deseo de dormir o instintos impulsivos como el miedo, la agresión o el sexo. Es un cerebro que vive sólo en el momento presente.

Tienes un cerebro 100 % paleomamífero. Te dejas llevar por los sentimientos: ¿te emocionas siempre que ves Titanic? 😜

Según el neurocientífico Paul D. MacLean, tenemos 3 cerebros en 1 relacionados con la evolución biológica del cerebro y las especies. El cerebro paleomamífero surgió en un segundo estadio y controla el ámbito de la memoria y las emociones. Nos permite tener sentimientos, crear recuerdos, relacionarnos con otros seres y aprender de la experiencia pasada.

Tienes un cerebro 100 % neomamífero. Te fascina conocer e imaginar: ¿eres más de Einstein o de Picasso? 😜

Según el neurocientífico Paul D. MacLean, tenemos 3 cerebros en 1 relacionados con la evolución biológica del cerebro y las especies. El cerebro neomamífero fue el último en crearse y controla el ámbito del pensamiento, la autoconciencia y el razonamiento. Se encuentra en los mamíferos más evolucionados y en los humanos nos permite pensar, desarrollar el lenguaje, aprender o imaginar. Nos permite la abstracción y crear conceptos complejos como el dinero o las leyes.

Te domina un cerebro reptiliano. Eres de pulsiones más básicas: ¡de acción-reacción! 😜

Según el neurocientífico Paul D. MacLean, tenemos 3 cerebros en 1 relacionados con la evolución biológica del cerebro y las especies. El cerebro reptiliano es el más primitivo y el encargado de regular las necesidades más básicas, como el equilibrio para moverse, la temperatura, la respiración, el hambre, el deseo de dormir o instintos impulsivos como el miedo, la agresión o el sexo. Es un cerebro que vive sólo en el momento presente.

Te domina un cerebro paleomamífero. Te dejas llevar por los sentimientos: ¿te emocionas siempre que ves Titanic? 😜

Según el neurocientífico Paul D. MacLean, tenemos 3 cerebros en 1 relacionados con la evolución biológica del cerebro y las especies. El cerebro paleomamífero surgió en un segundo estadio y controla el ámbito de la memoria y las emociones. Nos permite tener sentimientos, crear recuerdos, relacionarnos con otros seres y aprender de la experiencia pasada.

Te domina un cerebro neomamífero. Te fascina conocer e imaginar: ¿eres más de Einstein o de Picasso? 😜

Según el neurocientífico Paul D. MacLean, tenemos 3 cerebros en 1 relacionados con la evolución biológica del cerebro y las especies. El cerebro neomamífero fue el último en crearse y controla el ámbito del pensamiento, la autoconciencia y el razonamiento. Se encuentra en los mamíferos más evolucionados y en los humanos nos permite pensar, desarrollar el lenguaje, aprender o imaginar. Nos permite la abstracción y crear conceptos complejos como el dinero o las leyes.

Tienes un cerebro reptiliano, paleomamífero y neomamífero: ¡eres más equilibrado que un maestro zen! 😜

Según el neurocientífico Paul D. MacLean, tenemos 3 cerebros en 1 relacionados con áreas y funciones diferentes. El cerebro reptiliano (tronco cerebral) es el encargado de regular las necesidades más básicas como el equilibrio, la respiración, el hambre o instintos como el miedo, la agresión o el sexo. El cerebro paleomamífero está relacionado con la memoria y las emociones que nos ayudan a reaccionar y buscar experiencias y relaciones agradables. Y el cerebro neomamífero es el ámbito de la autoconciencia y el razonamiento y nos permite pensar, el lenguaje, la capacidad de aprender, entender o imaginar.

Un ictus puede afectar tu movilidad física, la visión, el gusto, la memoria, el habla o cómo te relacionas.

¡El cerebro es frágil, necesario y maravilloso! Cuídalo para disfrutar de lo que más te importa.


A la gente le importa…

Pasear
Pasear

48%

Comer
Comer

33%

Planificar vacaciones
Planificar vacaciones

19%

La teoría del cerebro triuno

El neurocientífic Paul D. MacLean deia que les persones tenim 3 cervells en 1, relacionats amb àrees i funcions diferents: el cervell reptilià (tronc cerebral), el cervell paleomamífer (sistema límbic), i el cervell neomaEl neurocientífico Paul D. MacLean decía que las personas tenemos 3 cerebros en 1, relacionados con áreas y funciones diferentes: el cerebro reptiliano (tronco cerebral), el cerebro paleomamífero (sistema límbico) y el cerebro neomamífero (neocórtex).

  • El cerebro reptiliano es el encargado de regular las necesidades más básicas como el equilibrio para moverse, la temperatura, la respiración, el hambre, el deseo de dormir o instintos impulsivos como el miedo, la agresión o el sexo. Es un cerebro que vive sólo en el momento presente.
  • El cerebro paleomamífero está relacionado con la memoria y las emociones, permite codificar sentimientos y afectos que nos ayudan a reaccionar y, por lo tanto, a buscar experiencias y relaciones agradables. Nos permite vivir el presente y aprender de la experiencia pasada.
  • El cerebro neomamífero tiene que ver con el pensamiento, la autoconciencia y el razonamiento. Se encuentra en los mamíferos más evolucionados y en los humanos nos permite desarrollar el lenguaje, la capacidad de aprender, pensar, entender o imaginar. En definitiva, nos permite vivir en presente, entender el pasado y visionar el futuro.

Necesitamos nuestro cerebro 100 % sano. Cuidarlo nos permite disfrutar de todo lo que podemos hacer y ser como seres humanos.

El cerebro es importante y frágil: ¡cuídalo!